Todos nuestros proyectos están basados en el estándar constructivo internacional Passivhaus, el más exigente en materia de eficiencia energética y sostenibilidad.

Una vivienda pasiva se puede definir como aquella que prácticamente no consume ni demanda energía para climatizarse. 

Esto se consigue gracias a un modo de construcción riguroso que tiene en cuenta aspectos como…

Cerramientos de alta calidad

Eliminación de puentes térmicos

Hermeticidad muy alta al paso del aire

Diseño pasivo

Hiperaislamiento térmico

Ventilación controlada con recuperador de calor

Todo ello permite:

  • Mantener una temperatura de entre 20 y 25 grados durante todo el año y en todas las estancias.
  • Reducir entre un 75-90 % el gasto energético respecto a una vivienda convencional.
  • Disfrutar de una inmejorable calidad de aire interior eliminando las condensaciones y la presencia tanto de mohos superficiales como de ácaros y otras partículas alergógenas.

En Growing Buildings somos especialistas en la construcción de viviendas pasivas utilizando sistemas industrializados de madera porque creemos que es la mejor forma de contruir tanto para la propia vivienda, como para las personas y el medio ambiente.

Si quieres recibir sin compromiso los plazos y costes
de las diferentes fases, rellena el siguiente formulario
y contactaremos contigo.